• Precio rebajado

Risperidona 2mg X 20 Tabletas

0 Review(s) 

La risperidona se usa para tratar los síntomas de esquizofrenia (una enfermedad mental que causa pensamientos perturbados o fuera de lo común, pérdida de interés en la vida y emociones intensas o inapropiada) en adultos y adolescentes de 13 años en adelante. También se usa para tratar episodios de manía (estado de ánimo eufórico, anormalmente entusiasta o irritado) o episodios mixtos (síntomas de manía y depresión que se presentan juntos) en adultos, adolescentes y niños a partir de los 10 años con trastorno bipolar 

26.500,00 COP
23.850,00 COP 10% de descuento
Últimas unidades en stock

  Política de seguridad

Su pago es completamente seguro

  Política de envío

Envíos a nivel nacional, a través de DOMESA o ZOOM

Advertencia:

Según estudios realizados, los adultos de edad avanzada con demencia (un trastorno del cerebro que afecta la capacidad para recordar, pensar con claridad, comunicarse y realizar actividades cotidianas, y que puede ocasionar cambios de estado de ánimo y personalidad) que toman antipsicóticos (medicamentos para las enfermedades mentales) como risperidona tienen mayor riesgo de morir durante el tratamiento. Además, los adultos de edad avanzada con demencia tienen mayores probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular o un mini accidente cerebrovascular durante el tratamiento. Dígales a su médico y a su farmacéutico si está tomando furosemida (Lasix).

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) no ha autorizado el uso de la risperidona para el tratamiento de problemas de conducta en los adultos de edad avanzada con demencia. Hable con el médico que recetó este medicamento si usted o algún familiar o ser querido suyo tiene demencia y está tomando risperidona. Si desea más información, visite el sitio de Internet de la FDA: http://www.fda.gov/Drugs

¿Para cuáles condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

La risperidona se usa para tratar los síntomas de esquizofrenia (una enfermedad mental que causa pensamientos perturbados o fuera de lo común, pérdida de interés en la vida y emociones intensas o inapropiada) en adultos y adolescentes de 13 años en adelante. También se usa para tratar episodios de manía (estado de ánimo eufórico, anormalmente entusiasta o irritado) o episodios mixtos (síntomas de manía y depresión que se presentan juntos) en adultos, adolescentes y niños a partir de los 10 años con trastorno bipolar (trastorno maníaco depresivo; una enfermedad que causa episodios de depresión, manía y otros estados de ánimo anormales). La risperidona también se usa para tratar problemas de conducta como agresividad, autolesiones y cambios repentinos de estado de ánimo en adolescentes y niños de 5 a 16 años de edad con autismo (una afección que causa comportamientos repetitivos, dificultad para interactuar con los demás y problemas de comunicación). La risperidona pertenece a una clase de medicamentos llamados antipsicóticos. Actúa modificando la actividad de ciertas sustancias naturales en el cerebro.

¿Cómo se debe usar este medicamento?

La risperidona viene en forma de tabletas, solución (líquido) y tabletas orales solubles (tabletas que se disuelven rápidamente en la boca) que se toman por vía oral. Suele tomarse una o dos veces al día, con o sin alimentos. Tome la risperidona más o menos a las mismas horas todos los días. Siga cuidadosamente las instrucciones de la receta y pídales a su médico o farmacéutico que le expliquen cualquier cosa que no entienda. Tome la risperidona tal como se lo indiquen. No aumente ni disminuya la dosis, ni la tome con más frecuencia que la indicada por su médico.

Use el gotero que viene con el producto para medir su dosis de solución oral de risperidona. Puede tomar la solución oral con agua, jugo de naranja, café o leche baja en grasa. No tome la solución ni con te ni con refresco de cola.

No trate de romper el papel metálico del paquete empujando la tableta oral soluble. Con las manos secas, desprenda el papel metálico. Saque la tableta de inmediato y póngasela en la lengua. La tableta se disolverá rápidamente y puede tragarse con o sin líquido. No mastique ni triture la tableta.

Es probable que el médico le recete al principio una dosis baja de risperidona y luego la aumente en forma gradual para permitir que su cuerpo se acostumbre al medicamento.

La risperidona puede ayudarle a controlar sus síntomas, pero no curará la enfermedad. Quizás transcurran varias semanas o más tiempo antes de que sienta el beneficio total de la risperidona. Siga tomando la risperidona aunque se sienta bien. No deje de tomar la risperidona sin consultar a su médico. Si deja de tomar súbitamente la risperidona, sus síntomas pueden regresar y la enfermedad puede volverse más difícil de tratar.

¿Qué otro uso se le da a este medicamento?

A veces se receta este medicamento para otros usos; pídale más información a su médico o a su farmacéutico.

¿Cuáles son las precauciones especiales que debo seguir?

Antes de tomar risperidona,

  • dígales a su médico y a su farmacéutico si es alérgico a la risperidona o a otros medicamentos.
  • dígales a su médico y a su farmacéutico qué medicamentos con y sin receta, vitaminas, suplementos nutricionales y productos herbales está tomando o piensa tomar. No olvide mencionar ninguno de los siguientes: antidepresivos; carbamazepina (Tegretol); cimetidina (Tagamet); clozapina (Clozaril); agonistas de la dopamina como bromocriptina (Parlodel), cabergolina (Dostinex), levodopa (Dopar, Larodopa), pergolida (Permax) y ropinirol (Requip); medicamentos para la ansiedad, presión arterial alta o convulsiones; otros medicamentos para las enfermedades mentales; paroxetina (Paxil); fenobarbital (Luminal, Solfoton); fenitoína (Dilantin); quinidina (Quinaglute, Quinidex); ranitidina (Zantac); rifampina (Rifadin, Rimactane); sedantes; píldoras para dormir; tranquilizantes; y ácido valproico (Depakote, Depakene). Es posible que su médico deba cambiar la dosis de sus medicamentos o vigilarle estrechamente por si presentara efectos secundarios.
  • dígale a su médico si consume o ha consumido drogas ilegales o alcohol en grandes cantidades; si ha abusado de los medicamentos con receta; si tiene o ha tenido enfermedad de Parkinson (un trastorno del sistema nervioso que afecta la movilidad, el control de los músculos y el equilibrio); dislipidemia (altos niveles de colesterol), un nivel bajo o una disminución de los glóbulos blancos en la sangre; dificultad para tragar; dificultad para mantener el equilibrio, cáncer de seno; angina (dolor en el pecho); irregularidad en los latidos del corazón; presión sanguínea alta o baja; insuficiencia cardiaca; un ataque al corazón; un accidente cerebrovascular; convulsiones; alguna enfermedad del corazón, el riñón o el hígado; o si usted o alguno de sus familiares tiene o ha tenido diabetes. Dígale también a su médico si ha dejado de tomar algún medicamento para enfermedades mentales debido a efectos secundarios graves. Informe al médico si tiene vómitos severos o diarrea o señales de deshidratación ahora, o si desarrolla estos síntomas en cualquier momento durante el tratamiento.
  • Informe a su médico si está embarazada, sobre todo si está en los últimos meses de gestación, si planea quedar embarazada o si está dando el pecho. Si queda embarazada mientras toma risperidona, llame a su médico. La risperidona puede provocar problemas en los recién nacidos después del nacimiento si se toma durante los últimos meses de embarazo.
  • si le van a hacer una cirugía, incluso una cirugía dental, dígale a su médico o a su dentista que está tomando risperidona.
  • tenga presente que la risperidona puede causar somnolencia. Evite conducir vehículos u operar maquinaria hasta que no sepa cómo le afecta este medicamento.
  • recuerde que el alcohol puede aumentar la somnolencia que este medicamento provoca. No beba alcohol mientras esté tomando risperidona.
  • tenga presente que puede tener hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre) mientras está tomando este medicamento, aunque no tenga diabetes. Si tiene esquizofrenia, sus probabilidades de tener diabetes son mayores que en el resto de la gente, y tomar risperidona o medicamentos similares puede aumentar ese riesgo. Avísele a su médico de inmediato si tiene o ha tenido cualquiera de los siguientes síntomas mientras toma risperidona: sed excesiva, ganas frecuentes de orinar, hambre excesiva, visión borrosa o debilidad. Es muy importante que llame a su médico tan pronto como se presente cualquiera de esos síntomas, ya que las altas concentraciones de azúcar en la sangre, de no ser tratadas, pueden conducir a una afección muy grave llamada cetoacidosis. La cetoacidosis puede poner la vida en riesgo si no es atendida en sus primeras etapas. Los síntomas de cetoacidosis son: boca seca, malestar estomacal y vómitos, falta de aire, aliento con olor frutal y disminución del estado de consciencia.
  • tenga presente que la risperidona puede hacer más difícil que el cuerpo se enfríe cuando hace mucho calor, o que mantenga su calor cuando hace mucho frío. Dígale a su médico si piensa hacer ejercicio vigoroso o exponerse a temperaturas extremadamente altas o bajas.
  • tenga presente que la risperidona puede provocarle mareos, vértigo y desvanecimiento si se pone de pie demasiado rápido después de estar acostado. Esto es más común cuando empieza a tomar la risperidona. Para evitar este problema, levántese de la cama lentamente y apoye los pies en el piso unos minutos antes de ponerse de pie.
  • si tiene fenilcetonuria (PKU, por sus siglas en inglés, una afección hereditaria en la que se debe seguir una dieta especial para prevenir el retraso mental), es importante que sepa que las tabletas solubles contienen fenilalanina.
1 Artículo

Ficha técnica

Presentación
20 Tabletas
Dosis
2 Mg

También podría interesarle

Opiniones

Sin opiniones por el momento

Escribe tu opinión

Quetiapina Genfar 25 Mg * 30 Comprimidos

Las tabletas de quetiapina y las tabletas de liberación prolongada (acción prolongada) se utilizan para tratar los síntomas de esquizofrenia (una enfermedad mental que ocasiona pensamiento alterado o inusual, pérdida de interés en la vida y emociones fuertes o inapropiadas). Las tabletas de quetiapina y las tabletas de liberación prolongada también se usan solas o con otros medicamentos para tratar los episodios de manía (ánimo frenético, anormalmente excitado o irritado) o depresión en los pacientes con trastorno bipolar (trastorno maníaco-depresivo; una enfermedad que ocasiona episodios de depresión; episodios de manía y otros estados de ánimo anormales). 

Escribe tu opinión